Monday, February 14, 2011

EL FINAL DE LA INOCENCIA



Un muchacho al que sus padres entregan todo lo que tienen para que marche a buscar un futuro para la familia. Y ese chico que, cargado con la enorme responsabilidad de llevar encima el destino de su familia, a las primeras de cambio, nada más empezar su viaje, cae en las redes de un ladrón, de un vividor, que le despluma, que le quita todo lo que tiene, todo el patrimonio familiar. Pierde todo aquello que le habían confiado sus padres. Pierde el futuro de toda su familia. Todas sus esperanzas quedan rotas. Por una falta de cuidado. Por inexperiencia, por inmadurez. Porque era un chico inocente, que pierde su inocencia a costa del patrimonio familiar. Siempre me ha impresionado "América, América". Elia Kazan, cargado con el inmenso peso de salvar a los suyos, cuando todavía no ha podido vivir la vida, no ha tenido la oportunidad de ser libre, de vivir para él. Sin adolescencia, sin juventud, cargado con el peso, con la responsabilidad de hacer realidad sueños ajenos. Porque es la única esperanza para otros, a quienes quiere. Pero eso nunca sale bien. Uno va a equivocarse. Uno no va a saber protegerse. No va a poder evitar confiar, buscar un amigo, entregarse a alguien, olvidarse de sus padre, fallar a sus padres, decespcionar las esperanzas que se pusieron en él. Porque ningún joven está preparado para llevar esa carga.

1 Comments:

Blogger Aquí me quedaré... said...

Volví a verla hace algún tiempo y me volví a emocionar.
No, no se puede echar sobre la espalda de alguien tan joven, tamaña responsabilidad.

un abrazo

11:31 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home