Monday, April 03, 2006

DOCTRINA



"Había una vez un estudiante que nunca llegó a convertirse en un matemático, porque creía ciegamente en las respuestas que aparecían en las últimas páginas de su texto de matemáticas;...y, aunque parezca paradójico, las respuestas eran correctas".

(Anthony de Mello, "¿Quién puede hacer que amanezca?")

2 Comments:

Blogger javazquez said...

El problema de que aceptemos como válidas las respuestas que nos dan sin intentar llegar nosotros a encontrar la solución, se agrava hoy día con el hecho de que ni siquiera nos formulamos las preguntas.

7:43 AM  
Blogger Gatito viejo said...

Lo que importa es llegar a formularse preguntas y a buscar las respuestas por nosotros mismos. También en que aparezcan las dudas, muy sanas para el crecimiento matemático. Tener en cuenta la posibilidad de que dos y dos no sean cuatro.
Saludos

3:30 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home